A tiro de piedra: No más pueblos mágicos

Un turismo que no toma en cuenta a la comunidad, genera grandes sacrificios en el orden moral, espiritual y material en los integrantes de la comunidad en que se instala

Laura E. Anguiano

Lo dijo en pocas palabras, a través de redes sociales y de manera contundente, son muchos los pueblos mágicos y los recursos simplemente no alcanzan para sostenerlos a todos; esa fue la expresión de Miguel Torruco Marqués, futuro secretario de Turismo en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, así que los que logren el distintivo en octubre próximo, pudieran ser los últimos que se agreguen a la lista.

El futuro funcionario publicó en su cuenta de Twitter que el programa original, en el que se contemplaron sólo 32 municipios de todo el país fue un acierto, pues el objetivo fue “mejorarlos con planes concretos, apoyos y compromisos económicos de los 3 niveles de gobierno, como ícono e imán para visitar cada Estado.”

Sin embargo, el futuro funcionario consideró que el programa se fue politizando, de manera tal que “se expidieron decenas de nombramientos, al grado de ir abandonando las siguientes etapas y compromisos en los primeros 32 municipios, como es el caso de San Cristóbal de las Casas.”

Quintana Roo cuenta con tres pueblos mágicos: Isla Mujeres, Tulum y Bacalar, este último fue el primero en alcanzar el distintivo, aunque actualmente según han publicado medios locales, pudiera perder la categoría pues está condicionado, al igual que otros trece destinos del país, entre otras razones por tener servicios públicos deficientes e infraestructura insuficiente; pero además de ello, este 2018 cuatro destinos quintanarroenses más buscarán el distintivo, de acuerdo a la secretaria de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, que son: Calderitas, Puerto Morelos, Holbox y Felipe Carrillo Puerto.

La Feria de Pueblos Mágicos se realizará del 11 al 14 de octubre en Morelia, Michoacán; será la última dentro de la administración de Enrique Peña Nieto, ahí se ratificarán los 111 distintivos o se revocarán a los que no hayan cumplido con el programa y ahí mismo se determinará si algún otro destino quintanarroense es designado; si se toman en consideración los anuncios hechos en redes sociales por Torruco Marqués, esta pudiera ser la última oportunidad de lograrlo.

El futuro integrante del gabinete federal puntualizó que no está en contra del programa de Pueblos Mágicos, sino de crear falsas expectativas a la población, destacando además que la violencia en esos sitios se ha incrementado; ante lo cual, en la próxima administración “habrá recursos para superar la inseguridad mejorando el desarrollo y bienestar de la población local”; y se evitará, según afirmó “que convivan paraísos turísticos con infiernos de marginación”; no se ve mal, faltará ver cómo se cumple.

COMENTARIO MORBOSO

A propósito de Bacalar, el actual alcalde, Alexander Zetina Aguiluz, logró reelegirse e iniciará su segundo periodo a finales de septiembre próximo, pero justo antes de ello, deberá subsanar todas los incumplimientos al programa de Pueblos Mágicos para poder mantener el distintivo y participar en la feria de Morelia a desarrollarse en octubre; pero lo cierto es que, además de la carencia de infraestructura y deficientes servicios públicos, las noticias sobre la creciente contaminación de la Laguna de Bacalar son comunes, sin que se conozcan hasta ahora planes o proyectos que la aminoren.

Hasta inicios del presente mes, Nicanor Piña Ugalde,  presidente del comité de pueblos mágicos en Bacalar, aseveró que no han sido notificados de algún apercibimiento por parte de Sectur; en contraparte, el subsecretario de Innovación y Desarrollo de esta dependencia, Rubén Gerardo Corona González, no sólo confirmó a medios locales sobre el oficio enviado al comité, sino que además el mismo presidente municipal fue notificado del hecho.

Además la presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, Linda Argaez Calderón, reveló desde mayo pasado que ese destino ya perdió el distintivo “Blue Flag”, porque las instalaciones del balneario ecológico no cumple criterios básicos como contar con baños públicos limpios.

De no corregir las anomalías, Alexander Zetina Aguiluz brindará elementos suficientes para que Bacalar deje de ser pueblo mágico; porque trágico ya es, sólo basta observar las deficiencias de su administración pública; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

P.D. Por cierto, para 2018, a Bacalar no se le asignó recurso alguno dentro del programa Prodermágico, así de eficiente es su gobierno para presentar proyectos.

Tagged

Deja un comentario