Columnistas

A TIRO DE PIEDRA: OPLES, ENTRE LA PROFESIONALIZACIÓN Y MÁS DE LO MISMO

Por Julian Santiesteban

Una gran democracia debe progresar o pronto

 dejará de ser o grande o democracia

Theodore Roosevelt

Las elecciones del domingo 01 de julio fueron las últimas organizadas por los actuales consejos generales de trece Organismos Públicos Locales Electorales (OPLEs), pues este jueves, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobará su renovación, y vaya que les hace falta; entre ellos, al de Quintana Roo.

Convocada para las once de la mañana, el INE aprobará la renovación parcial en Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Hidalgo, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz; pues algunos de sus consejeros ya cumplieron el tiempo para el que fueron designados, pero lo que destaca es que la renovación llega en la peor etapa de su existencia, con los mismos cuestionamientos antiguos de su sumisión al poder de los mandatarios, vicio que ha quedado demostrado que no se erradicó con la reforma de 2014, que dio al INE la facultad de nombramiento que antes tuvieron los Congresos estatales.

Para el caso de Quintana Roo, quienes concluyen encargo son tres de los siete integrantes del Consejo General: Claudia Carrillo Gasca; Sergio Avilés Demeneghi y Luis Carlos Santander Botello; en apariencia, los cambios favorecerían a la actual presidenta del organismo, Mayra San Román Medina Carrillo, pues los que parten han sido sus más duros críticos ante los yerros cometidos, y gracias a ellos, por cierto, es que se han conocido una infinidad de irregularidades cometidas por quien aún encabeza el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo).

Sin embargo, ella y los tres compañeros que aun permanecerán, aunque fueron designados ya por el INE, pertenecen a la peor ralea política de que se tenga memoria, pues lograron el cargo aun en los tiempos de Roberto Borge Angulo, con quien incluso los relacionaron a la hora de entrevistarlos en el INE; luego entonces, la mayor de las posibilidades es que, los que lleguen, representen el contrapeso necesario para encaminar el organismo a la profesionalización.

Por cierto, entre las tareas que tendrán los futuros consejeros, será la sustitución de los integrantes de la Junta General, particularmente aquellos directores que tienen procesos abiertos por diversos delitos electorales y que, de hecho, desde hace meses debieron ser cambiados, para darle certeza al proceso electoral local que está a punto de concluir, y que seguramente para la organización del que viene en 2019 ya no estarán.

Es importante destacar que la designación de los nuevos funcionarios deberá realizarse el tres de noviembre y deberán asumir el cargo al día siguiente en Quintana Roo, lo que implica que entrarán de lleno a la organización del proceso electoral local 2019, que comenzará en enero de ese año y que culminará con la renovación de los 25 diputados locales. El reto entonces es que las designaciones no resulten tan fallidas como hasta ahora, pues ya es tiempo de que a los órganos electorales los distinga su profesionalismo y no su constante descrédito.

COMENTARIO MORBOSO

Por cierto, que en el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) también deberá haber cambios, el magistrado Vicente Aguilar Rojas concluye encargo; un espacio codiciado también por muchos, pero cuya designación depende del Senado de la República, y con la nueva correlación de fuerzas, habría que ver hasta dónde el poder local puede incidir en la designación que ocurriá este año; pues el PAN logró sólo el espacio de Mayuli Martínez Simón y como primera minoría, es decir en las urnas perdió; y los triunfadores fueron los de Morena; ni hablar, habrá que ver quién llega, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Deja un comentario