Barbosa, él próximo gobernador Puebla de Zaragoza

Por Ian Bello

“…No puedo creer el brazo tan largo que tiene Moreno Valle…”, Con una actitud de sorpresa y desencajado estas fueron más o menos las palabras de Miguel Barbosa al conocer los resultados oficiales que dio el Instituto Electoral de Puebla, dando como ganadora a la candidata panista Martha Erika Alonso,  y recordamos estas palabras porque la muerte no puede ni debe santificar a nadie.

Morena con Barbosa al frente es la opción número 1 de los ciudadanos de Puebla: 44% afirma que si hoy fuera la elección de gobernador, votarían por ese partido político. En segundo lugar se encuentra el PAN, con 14.5%, mientras que en tercer sitio se ubica el PRI, con 8.4% de las preferencias.

¿Ahora quien podrá operar de manera tan eficaz en puebla a favor del PAN?

¿Quién salvara a los panistas de la catástrofe electoral que se avecina a su puerta?

Ni el mejor gallo que postule Acción Nacional podrá darle la vuelta al candidato morenista, pues son casi 30 puntos de ventaja los que según la encuesta de Reforma, le lleva el candidato Miguel Barbosa.

¿Por qué, si en la pasada elección en Puebla gano Acción Nacional, hoy se encuentra con 30 puntos de desventaja? ¿Qué cambio?

A fuerza de ser sinceros debemos decir que en la pasada elección de Puebla, no observamos a Martha Erika Alonso como una candidata con fuerza y carisma,  la conclusión es fácil, en la pasada elección no gano Alonso, si no que gano el PAN. Pero la pregunta es obligada y no peco de necio al cuestionar: ¿Cómo es posible que a seis meses de haber ganado la elección de Puebla, Acción Nacional hoy tenga 30 puntos menos de ventaja frente a MORENA?

Los que apostaban por politizar la lamentable muerte de Moreno Valle y Alonso, se quedaran con las ganas de manipular emocionalmente a la población. Por un lado gritaban Barbosa no debe ser candidato nuevamente, como si su designación no fuera ética, cuando objetivamente es el legítimo candidato a gobernador por esa entidad. Algunos más apostaban y apuestan a que los votantes sean manipulados emocionalmente por los hechos ocurridos el 24 de diciembre de 2018, sería lamentable que alguien se atreviera siquiera a pensarlo, pero lo pensaron. Sería lamentable que alguien intentara usar las muertes de los dos dirigentes panistas, para tratar de manipular al electorado, sería lamentable, no porque en verdad lo puedan lograr, sino porque sería triste darnos cuenta de la calidad de “políticos” que tenemos.

Los resultados de la próxima elección confirmaran si en efecto el fallecido Moreno Valle tenía el brazo muy largo.