Claudio Montaño

¿CÓMO APROBAR UN EXAMEN DE ADMISIÓN?

Por Claudio Adrián Montaño Mier

“Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto, es un hábito” 

Aristóteles

Aunque un poco demorado,  pero considerando que en estos días hay una gran cantidad de jóvenes esperando resultados para ingresar a educación media superior y superior, no quise dejar pasar la oportunidad para realizar una serie de observaciones que, con base en la experiencia propia, en la ajena, en lo que se dice en redes sociales y en informes que algunas instituciones publican sobre este proceso, podrían ayudar a quienes en un futuro planean ingresar a una institución que establece un proceso de admisión para hacerlos parte de ella.

Toda institución educativa persigue un fin, contribuir a la formación de los educandos de acuerdo a las metas particulares de cada una de ellas. Para esto, se realiza un tamizado con ayuda de un proceso que haga evidente las habilidades y conocimientos de los aspirantes. Algunas instituciones son más estrictas que otras, en algunas los procesos son más complejos (ademas del examen realizan entrevistas y solicitan productos para su análisis) todo esto con la finalidad de seleccionar a los estudiantes que mejor se apeguen al perfil de ingreso de la institución, además de corroborar  que posee lo mínimo necesario para desenvolverse con cierta facilidad en la nueva curricula.

Lo más fácil del proceso es obtener la ficha para realizar el ingreso. El verdadero proceso inicia muchos años antes, cuando el estudiante inicia su vida escolar. Influye grandemente el ambiente familiar, cuando se promueve la lectura con el ejemplo de los mayores, cuando se prioriza la comunicación, cuando el ambiente es estimulante, se hacen conscientes de sus responsabilidades, dando a cada quien su lugar, motivando sin exagerar y evitando la justificación de los errores, fallas u omisiones.

La mayoría de los instrumentos evalúan dos habilidades: comprensión lectora y de pensamiento matemático. Son dos aspectos que se ven fáciles pero requieren de mucho tiempo de ejercicio para desarrollar el nivel que se requiere para obtener el puntaje mínimo de administrar y que además se complica cuando dicha institución tiene gran demanda.

La educación en estos niveles se torna cada vez más focalizada en sus fines. Dependiendo del área hacia la que se enfoquen los requerimientos de ingreso varian de una a otra. No es lo mismo estudiar en un bachillerato general, en una preparatoria, en un CETis pues cada uno de ellos se enfoca en áreas y tienen perfiles de egreso diferentes. También en las instituciones de educación superior cambian porque las perspectivas son diferentes.

Poseer estas habilidades, es fundamental para desarrollar las actividades academicas que te ofrecerá la nueva institución. Hacerse de ellas no es tan simple como ir a un expendio de habilidades y comprar las necesarias. Requiere de un esfuerzo constante, de adoptar una actitud disciplinada, de establecerse metas claras.

Desarrollar habilidades lectoras y de escritura requiere de un ejercicio basico y constante, como si quisieras desarrollar tu cuerpo para el fisicoconstructivismo, hacer ejercicio constante, disciplinado. Este ejercicio es LEER. Leer, leer y leer, de todo: novela, artículos, ensayo, poesía, el periódico, revistas, cuidando mucho que la lectura sea de calidad. ¿Y después? Escribir de todo, desarrollar la creatividad para escribir es producto de hacerlo, de ejercitar el cerebro enseñándole a crear, a expresarse, a transmitir ideas.

Las habilidades de pensamiento matematico requieren un proceso formativo con énfasis en la práctica, aprender a sumar y usar las sumas; aprender a dividir y hacer divisiones, aprender trigonometría y diseñar puentes. Emplear las matemáticas para resolver situaciones, para facilitar la vida cotidiana. Y esto sólo se logra con PRÁCTICA, mucha y todo el tiempo. Desarrollar habilidades del pensamiento racional y lógico.

En resumen, si quieres pasar un examen de admisión, desarrolla una sed  de aprender y una necesidad de crear y así no solo ingresarás a la institución que deseas, tambien serás mas feliz siendo útil.

 “La calidad nunca es un accidente, siempre es resultado de un esfuerzo de la inteligencia.”

John Ruskiin

Más del autor: CONMISERACIÓN

Deja un comentario