El orgullo de ser maestro

Por Felipe Pliego Platas

Revalorizar la labor del maestro es una tarea y una deuda pendiente en la agenda de la Secretaría de Educación Pública. Sanar los daños ocasionados por la infamia cometida, en aras de imponer una reforma impuesta por los organismos económicos internacionales y nacionales no va ser fácil.

Lejos quedó la imagen del maestro que en complicidad con los padres de familia y a veces en contra de ellos, conducían con sabiduría la formación de los alumnos, esa imagen que ha sido capturada por el séptimo arte y que a lo largo de los tiempos, ha constituido un motivo de orgullo de los docentes, por constituir un referente de lo que debe ser un profesionista que trasciende no en la historia, sino en la vida de cada una de las almas que logró tocar y transformar gracias a  la pasión y sabiduría que logró poner en las aulas y fuera de ellas.

Vaya una breve reseña de algunas cintas, en las que se exalta el papel del maestro, con el simple afán de alimentar el orgullo de pertenecer a ese gremio, que sin duda es fundamental para el desarrollo de las naciones.

Empezaré con dos cintas mexicanas que sin duda, han sido vistas y disfrutadas por un gran sector de la población nacional.

La película Simitrio, dirigida por Emilio Gómez Muriel y protagonizada por el actor José Elías Moreno, nos reseña la tragedia y venturas de un maestro rural de edad avanzada que ha perdido la vista y que sufre las travesuras de sus alumnos.

A pesar de los descalabros sufridos por esta condición, el maestro es apreciado profundamente por la comunidad y defendido por la misma cuando las autoridades descubren su ceguera y  pretenden destituirlo.

La segunda cinta mexicana lleva por título, el profe, la cual es protagonizada por Mario Moreno Cantinflas y Marga López. Esta película narra las peripecias de un maestro que llega a trabajar a una comunidad asolada por las terribles injusticias de un cacique. A pesar de los riesgos que implica el enfrentarse al este opresor, el profe termina ganándose al pueblo con su infranqueable fuerza moral y logra descubrir ante el gobernador, las terribles injusticias de que son objeto los pobladores.

Dentro de la amplia gama de producciones en la que el protagonista es un maestro, destaca el de la sociedad de los poetas muertos, una producción protagonizada por Robin Williams. La trama, desarrolla la historia de un maestro de literatura que llega a romper con la tradicional pedagogía de una escuela de élite social. Siembra en sus alumnos el deseo por descubrir sus personales potencialidades y esto le acarrea muchos problemas.

Tras el suicidio de un alumno que se rebela a las imposiciones de su padre, el maestro es cesado.

Cuando el docente va al  aula a recoger sus cosas, los alumnos se ponen de pie, para honrar su salida a pesar de las llamadas de atención del maestro sustituto que quiere evitar esas muestras de respeto y cariño.

Otra de las cintas que también abordan de manera interesante la labor del maestro, es la Sonrisa de  Monalisa.

El personaje principal de esta película Katherine Watson, es una maestra de Historia del arte, representada por Julia Roberts. Katherine Watson se enfrenta a un entorno escolar tradicionalista. Bajo este entorno, la maestra reta a sus alumnas a examinar con sentido crítico el papel tradicional de la mujer.

Al trastocar los esquemas con que se educa en esa institución, la académica enfrenta la resistencia de algunas alumnas y el severo cuestionamiento de las autoridades escolares. Al terminar el ciclo escolar, Katherine Watson decide retirarse de la institución y al hacerlo, recibe el reconocimiento de sus alumnas siguiendo su automóvil en bicicletas para mostrar la admiración y respeto que llegaron a sentir por ella.

Finalmente y por cuestiones de espacio, me referiré a otra interesante cinta en la que se exalta la labor de la docencia de una manera especial. La cinta lleva por título, triunfo a la vida. En esta película, el actor Richard Dreyfuss, personifica a Mr Holland, un músico que sin desearlo, llega a convertirse en maestro.

Sus primeros días como académico, lo hacen odiar esa actividad, sin embargo poco a poco va encontrando sentido a su labor y termina apasionándose de ella. En sus más de treinta años como maestro, Mr Holland, logra ser apreciado por la comunidad escolar de una manera inusual. Cuando la escuela John F Kennedy, escuela donde trabajó en personaje, enfrenta problemas presupuestales, la administración decide recortar las clases de música.

El éxtasis de la cinta se alcanza, cuando el maestro recibe un homenaje sorpresa, encabezada por la gobernadora del Estado, quien había sido su alumna y que junto a varias generaciones ahí reunidas, interpretan una obra de su autoría.

Solo agregaré, que hay más de 70 cintas que tratan la labor del maestro en la que de una u otra forma, exaltan la importancia y trascendencia de dicha profesión.Vale la pena verlas.

También puedes leer: ELOGIO AL MAGISTERIO