El sendero de los iluminados: El Ser Absoluto. 2 de 3

Podemos decir que el cuerpo espiritual informa a nuestro cuerpo físico. Toda partícula emite y recibe ondas. Todo organismo recibe informaciones del medio para vivir y evolucionar. El espacio y la forma son opuestos complementarios.

El espacio es materia dispersa y la materia es espacio condensado. Lo único que se mueve en el universo es la mente.

El presente actualiza futuros potenciales creados por el pasado. Nuestro presente es la actualización de un tiempo pasado y la potencialidad de un tiempo futuro que existe y a la vez no, este puede ser modificado de acuerdo a los patrones de programación diaria o constante que se pueda tener en uno mismo, es por eso que existen una multitud de destinos formados con base a tus decisiones a través de tu personalidad y carácter.

Conforme vas evolucionando mediante la alimentación de nuevos conocimientos dirigidos a tu conciencia, la transformación emprende su camino por el cual optaras por nuevos pensamientos, emociones, palabras y comportamientos y dirigirás un nuevo rumbo hasta ubicarte en un nuevo camino.

El ahora contiene los tres tiempos. Un cambio de pensamiento en nuestro ahora modifica el pasado y la potencialidad del futuro, ya que en los niveles fundamentales la información viaja en todas las direcciones del tiempo y del espacio. Nuestro ser esencial y absoluto se mueve en estos planos. En realidad la información no viaja ni se desplaza, lo que se mueve es la conciencia, tu existencia o realidad se transforma de acuerdo al grado de conciencia, sea consciente o inconsciente.

Nuestro “doble o yo invisible” experimenta muy rápidamente nuestro futuro y puede viajar al pasado, por aperturas imperceptibles entre los tres tiempos, intercambios permanentes de información nos permiten elegir un futuro posible y cambiar un pasado determinado, actualizando un “presente” deseado.

Es recuperando el principio vital de intercambio de información con nuestro doble espiritual durante nuestros sueños o meditaciones conscientes, que podemos conocer el objetivo o el sentido de nuestra vida y encontrar el equilibrio, la salud y la felicidad.

Tenemos múltiples potencialidades en nuestro futuro. Se trata de escoger la mejor para beneficio nuestro y de todos los seres. Para poder procesar y utilizar esta información valiosa, debemos actualizar y fortalecer el vínculo con nuestro ser interior: el “doble” espiritual, ampliar nuestra conciencia actuando con amor compasivo y entablar comunicación a través de la intuición.

Para esto necesitamos energía y un firme propósito, pero también alegría y creatividad, por lo tanto aliméntate de nuevos conocimientos armónicos que alimenten tu comprensión con amor y respeto.

La fuerza creativa de nuestra vida surge de los planos no conscientes y de los cuales debemos observar para trascender y transformar esa parte que no se ha analizado, aprender, comprender y actuar con un nuevo accionar, libre de ego, competencia y orgullo.

Es importante prepararse para un “buen soñar” por la noche, para vivir bien durante el día, modificando nuestros pensamientos (siempre optimistas y con la mejor actitud), todas tus dudas, antes analizadas, cuestiónalas y pregúntate, que las respuestas aparecerán de una forma u otra, solo permanece atento.

Momentos antes de dormirnos podemos ponernos en contacto con nuestro “doble, yo invisible, conciencia o ser absoluto”, exponerle nuestros problemas y pedirle que busque la mejor solución posible (de entre los posibles futuros). De ahí las frases: “lo consultaré con la almohada” o “la noche trae consejo”.

Continuara…

AMEP 1111