Enseña a un hombre a trabajar…

Los memes deben ser considerados como estructuras vivientes no sólo metafóricamente, sino técnicamente

(Reporte especial)

Por Blas A. Buendía

“Enseña a un hombre a trabajar… y le quitarás un voto a MORENA… La esperanza de los huevones”, es el meme que se consigna en Redes Sociales como una guerra de fuego amigo en contra de esta “nueva” corriente política lidereada por el caudillo de papel tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.
Jocosos, los llamados meme’s son un claro fenómeno o íconos surgidos de mentes perversas que abusan del desarrollo didáctico del Internet, acuñado por Richard Dawkins, y cuyo término aparece en su libro de 1976, “El gen egoísta”.
Un meme es, en las teorías sobre la difusión cultural, la unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente.
Es un neologismo acuñado por Richard Dawkins en “El gen egoísta” (The Selfish Gene), por la semejanza fonética con “gene” -gen en idioma inglés-, y para señalar la similitud con “memoria” y “mimesis”, que no hay mucha diferencia en la semejanza de la mimetización social.
La consigna de todos los sectores del país es un rechazo en automático referente al crecimiento del Parido del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, cuyo “instituto político” está integrado por el aparente inconformismo de personas al modelo neoliberal instituido desde la época de Miguel de la Madrid, acendrado en el régimen de Carlos Salinas de Gortari.
“Enseña a un hombre a trabajar… y le quitarás un voto a MORENA… La esperanza de los huevones”, expresión que se despliega en un pegote que, si bien deja huella, alegóricamente revela la aversión y la marcada antipatía que se traduce en odio, rencor para desembocar en la hostilidad partidista.
En la tesis de Dawkins, se poseen dos tipos de procesadores informativos distintos: el genoma o sistema genético situado en los cromosomas de cada individuo y determinante del genotipo. Este ADN constituye la naturaleza biológica vital en general y humana en particular. Mediante la replicación, los genes se transmiten hereditariamente durante generaciones.
El cerebro y el sistema nervioso permiten procesar la información cultural recibida por enseñanza, imitación (mímesis) o asimilación, divisible en idea, concepto, técnica, habilidad, costumbre, etcétera, y nominados “memes” con cierta ambigüedad.

blas265

La tesis más importante de Dawkins es que los rasgos culturales, o memes, también se replican.
Por analogía con la agrupación genética en los cromosomas, se considera que los memes también se agrupan en dimensiones culturales, incrementables con nuevas adquisiciones culturales.
La gran diferencia es que, mientras los cromosomas son unidades naturales independientes de nuestras acciones, las dimensiones culturales son nuestras construcciones.
Así, la cultura no es tanto un conjunto de formas conductuales, sino más bien información que las especifica.

Transmisión de los memes

Para el conjunto de los memes se dan las características propias de todo proceso evolutivo: fecundidad (algunas ideas son especialmente efectivas); longevidad (persisten durante mucho tiempo); y fidelidad en la replicación (conservadurismo tradicional, especialmente el enseñado como parte de la educación infantil).
A su vez, los memes se dan en un amplio campo de variación, se replican a sí mismos por mecanismos de imitación y transmisión de cerebro a cerebro y engendran un amplio abanico de copias que subsisten en diversos medios.
Con ello tenemos el marco general de un proceso evolutivo que Dawkins compara con la evolución biológica, e incluso llega a aceptar que los memes deben ser considerados como estructuras vivientes no sólo metafóricamente, sino técnicamente.
Los memes alternativos, que pueden servir para efectuar la misma función, son llamados alelomemes o memes homólogos.
A su vez, los memes pueden agruparse formando macromemes, que constituyen un sistema de muchos memes estructurados e interrelacionados que forman un objeto cultural complejo, tal como una lengua, una teoría, una mitología.
En general, la mayor parte de las construcciones teóricas que sustentan la teoría de la evolución de las especies, son aplicadas por los defensores de las tesis de Dawkins a la teoría de los memes, convertido en el aborrecimiento y la prevención social, bajo el ánimo de hacer escarnio de entre los enemigos de las Mafias del Poder, ya sea de clasismo político de izquierda, derecho o en un centralismo abyecto.
De la misma manera que los genes se autorreplican porque sí (ergo, inconscientemente), los memes tienden a replicarse igualmente; las buenas ideas no lo son propiamente si son incapaces, a la vez, de replicarse bien.
Así, los memes son indiferentes a la verdad, como los genes son ajenos a cualquier clasificación.
Este mecanismo de auto-replicación no es exclusivo de sistemas vivos, como el ADN y el ARN: ciertos polímeros y cristales, y los virus informáticos muestran este comportamiento, por lo cual no debería resultar ilógico en algo inerte como un meme, ya que como vemos se trata de un patrón visible en muchos elementos naturales.
Los genes de un ser vivo, conforme pasan las generaciones, alcanzan proporciones insignificantes en sus descendientes.
De este modo el equipo o colección de genes de un individuo tiende a desaparecer.
Sin embargo una buena idea o un invento puede perdurar casi intacta durante siglos y siglos.
Los memes y los genes a menudo se refuerzan los unos a los otros pero esto no siempre es así; por ejemplo un gen para el celibato sería erradicado rápidamente del acervo génico pues estaría condenado al fracaso, en cambio un meme para el celibato puede tener mucho éxito en el acervo de memes.
El medio de transmisión es la influencia humana de diversa índole, palabra escrita, hablada, el ejemplo personal, entre otros, pero no dejará de ser una reacción virulentamente política y el hazmerreír del mosaico social.

Desarrollo de la teoría

Según en el portal de Wikipedia, la teoría de los memes está siendo desarrollada por varios investigadores, que la unen a las tesis de Lumsden y Wilson o que las vinculan con los estudios de Luigi Luca Cavalli-Sforza. Además del mismo Dawkins, F. T. Cloak, J. M. Cullen, E. Moritz, A. Lynch y algunos otros autores, son los representantes de esta concepción de la transmisión y evolución cultural.
Como explicación de la evolución de la cultura, todavía aparece como una pre-teoría en fase de acumulación de datos y de elaboración de un aparato matemático suficiente.
Los estudios de Cavalli-Sforza y Marc Feldman proporcionan una buena base de partida para el estudio cuantitativo de la transmisión y evolución cultural, aunque estos autores no defienden exactamente la teoría principal de los memes de Dawkins.
En cualquier caso estos estudios iniciados desde la perspectiva de la genética, la sociobiología y la etología son la primera aproximación no meramente cualitativa al proceso de la transmisión y evolución cultural, y pretenden ampararse en la tradición científica del evolucionismo.
Pero mientras los procesos evolutivos biológicos se rigen siempre por el modelo darwiniano, la evolución de la cultura, con intervención humana directa, parece seguir a veces un modelo de tipo lamarckiano de transmisión de caracteres adquiridos, lo que permite una evolución rapidísima -potenciada por la velocidad casi instantánea de los medios de comunicación- comparada con los procesos darwinianos.
En cualquier caso, la constitución genética humana está determinada por unos 3.000 millones de nucleótidos procedentes del ADN materno y otros tantos procedentes del ADN paterno.
Pero las neuronas del sistema nervioso son 100 veces más numerosas y las conexiones entre ellas todavía muchísimo más.
De ahí que intentar la creación de un modelo matemático que permita entender la evolución cultural, sea todavía una empresa muy difícil que, no obstante, empieza a ser acometida por los autores mencionados y por los teóricos de la inteligencia artificial.
Filósofos como Daniel Dennett, Donald Davidson y Jesús Mosterín han contribuido a desarrollar una teoría de la cultura que saca partido a la noción de meme.
En particular, y según Mosterín, la cultura actual de un individuo en un momento determinado sería el conjunto de los memes presentes en el cerebro de ese individuo en ese momento.
A su vez, la noción vaga de cultura de un grupo social es analizada por el mismo autor en varias nociones precisas distintas, definidas todas ellas en función de los memes presentes en los cerebros de los miembros de grupo.

¿Corruptos por naturaleza?

En un trabajo psicoanalítico denominado “¿Cómo anular a una persona?”, la escritora Ana Cristina Aristizábal Uribe, desarrolla una serie de ideas que para el acervo social, “el peor daño que se le hace a una persona es darle todo”.
El Estado mexicano ha creado fortuitamente a un monstruo político que se llama MORENA, un grupo que conjunta a toda una gama de resentidos sociales, que si bien en su momento gozaron de las miles del poder, hoy en día hechos oposición, pretenden echar abajo o desplazar a quienes detentan las llamadas Mafias del Poder.
Quien quiera anular a otro solo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, que proponga, que se enfrente a los problemas (o posibilidades) de cada día, que tenga que resolver dificultades.
Puntual es la observación de Cristi Aristizábal, en el sentido peyorativo de alimentar a ese engendro sociopolítico de que el Estdo le regale todo: la comida, la diversión y todo lo que pida.
Le enriquece el ego, sin evitar que siga usando todas sus potencialidades, extraer del Estado recursos que no desconoce, sino por el contrario, extraña pero tiene que desplegar toda su creatividad.
Quien vive de lo regalado se anula como persona, se vuelve perezosa, anquilosada y como un estanque de agua que por inactividad pudre el contenido, es el claro ejemplo de López Obrador y a toda esa gama de párvulos que sistemáticamente engaña con avasallar a las Mafias del Poder.
Aquellos sistemas que por “amor” o demagogia sistemáticamente le regalan todo a la gente, la vuelven la más pobre entre las pobres. Es una de las caras de la miseria humana: carecer de iniciativa, desaprovechar los talentos, potencialidades y capacidades con que están dotados casi todos los seres humanos.
Quien ha recibido todo regalado, se transforma en un indigente, porque asume la posición de la víctima que sólo se queja. Cree que los demás tienen obligación de ponerle todo en las manos, y considera una desgracia desarrollarse en un trabajo digno. Claro ejemplo que se llama Andrés Manuel López Obrador, un clásico vividor de las migajas de las Mafias del Poder.
Es muy difícil que quien ha recibido todo regalado, algún día quiera convertirse en alguien útil para sí mismo, y ese acervo lo lleva consigo mismo el político tabasqueño.
Le parece que todos a su alrededor son responsables de hacerle vivir bien, y cuando esa “ayuda” no llega, culpa a los demás de su “desgracia” (no por anularlo como persona, sino por no volverle a dar).
Solo los sistemas más despóticos impiden que los seres humanos desarrollen toda su potencialidad para vivir.
Creen estar haciendo bonito, pero en definitiva están empleando un arma para anular a las personas. No quiere decir que la caridad de una ayuda temporal no sea necesaria en momentos especiales, pero López Obrador ya le tomó la medida al Estado mexicano para saquearlo bajo la amenaza de incendiar a todo el país, pese que en su tesis doctrinal partidista hace alusión a ejercicios perversamente mentales.
“En el México actual, la vida política e institucional está marcada por la corrupción, la simulación y el autoritarismo. A pesar de ello, millones de mexicanos trabajan a diario honesta y arduamente, practican la solidaridad y se organizan para acabar con este régimen caduco. Con esas premisas, nació en 2010 el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), que hoy como partido político busca la transformación democrática del país”, según su presunción.
Y todavía le abona a su ironía: “MORENA lucha por construir un México plural, incluyente y solidario. Un México fraterno donde la diferencia sea virtud y la diversidad riqueza. Un México donde el trabajo de todos a todos beneficie. Un México democrático donde gobernar sea un servicio. Un país libre y soberano, verdaderamente independiente, que participe en la globalidad sin rendirse a los imperios. MORENA lucha por el derecho de tod@s los mexican@s a ser felices”.
Y puntualiza: “MORENA es un partido político de hombres y mujeres libres de México que luchan por la transformación pacífica y democrática de nuestro país. Nuestro objetivo es lograr un cambio verdadero, es decir, que se garantice a todas las y los habitantes del país una vida digna, con derechos plenos; que se realice la justicia, se viva sin temor y no haya exclusiones ni privilegios”.
La recurrente frase: “Enseña a un hombre a trabajar… y le quitarás un voto a MORENA… La esperanza de los huevones”, no es un enunciado ocioso, sino la prevención de ánimo que alerta a la sociedad para no caer en ese juego maquiavélico transcrito en una trampa más del llamado peje-gorgojo.
La utilización de la teoría de los memes -para concluir- se ha extendido por varias ramas de la ciencia y el pensamiento, pero no es aceptada universalmente, ni siquiera en el contexto de los estudios evolucionistas.
Para algunos es una simple ocurrencia de Dawkins, un paralelismo innecesario que intentaría extrapolar al mundo de la cultura su teoría de los genes egoístas, lo que incluso podría llevar a conclusiones indeseables si se aplica al mundo de la política.
Contra esta teoría se ha manifestado Marvin Harris en Teorías sobre la cultura en la era posmoderna. Considera que la filiación última de esta teoría ideacional de la cultura es el platonismo.

Deja un comentario