¡…GUERRA DE PAPEL…! Los sapos que caen del cielo

Pese a que “con pleno respeto a la voluntad ciudadana” se le haya avalado a Víctor Hugo Lobo tras tomar posesión como nuevo Delegado Político en Gustavo A. Madero, existen acciones que merecen ser tomadas en cuenta porque este delincuente metido en los trueques de la “noble” tarea de la política, utiliza los dobles discursos cuando en su pasado demuestra que hasta fue fichado por cometer delitos de baja monta, es decir, fraude consumado en primer grado.

¿Por qué de esta reflexión a varias semanas de los sucesos político electorales, que ha vivido últimamente el país?, por el simple hecho que el discurso es un vehículo que se emplea para hacerle creer a la sociedad que va a trabajar para su beneficio, cosa rara que lo diga un corderito vestido de Lobo.

Víctor Hugo Lobo ha ganado un desprestigio a pulso de su propio calcetín; ha hecho de la Gustavo A. Madero un garito de la delincuencia organizada que choca con sus recientes declaraciones al citar: “Seremos un gobierno en donde el mayor peso lo tenga la ciudadanía, ésa será la mayor fortaleza para poder rechazar a los oscuros personajes (…) que pretenden, por la vía de la desinformación, y confundir a los maderenses para crear problemas”.

Pero como estamos en México, para los políticos es pan comido engañar a la sociedad, misma que muestra su podredumbre al tener corta memoria y no resolver de tajo su poder electoral; es más, de forma malinchista hasta hacen escarnio en manifestar enunciados que rayan en la trivialidad; es decir, se mofan que equis político regresa a gobernar una delegación que ya lo había hecho en el pasado reciente para saquearla, con macro nulos resultados porque trajo aparejados a miles de comerciantes y empresarios de servicios.

Bien lo descubre el columnista político Ricardo Rapahel quien juega entre la ironía y el coraje, haciendo una apología de hechos que realmente deja mucho qué desear la carrera de Víctor Hugo “corderito” Lobo.

Dice de Lobo: “Es un político de rapiña…; colecciona todos los meses denuncias, pero cuenta con el respaldo de la cúpula política de su partido. No es una excepción a la regla, aunque su comportamiento es más notorio que el de otros pertenecientes a su propia especie.

“Su nombre es Víctor Hugo Lobo y aspira (ya rindió protesta) a gobernar, por segunda ocasión, la delegación Gustavo A. Madero del Distrito Federal. Le protegen las siglas del PRD.

“Juan Pablo Castañón, presidente nacional de la Coparmex, lo acusó de ser el responsable de la huida en masa que han emprendido hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios y comerciantes -de todos los tamaños-de esa delegación.

“‘La extorsión es el flagelo que más golpea a las micro y pequeñas empresas de (tal) demarcación’, afirmó sin concesiones este líder empresarial.

“Los opositores de Lobo agregan que se ha vuelto imposible hacer política en su territorio. No importa que sean del PAN, del PRI, de MORENA o del PRD, quienes se atreven a competirle saben que pagarán con hostigamiento, violencia, amenazas y otras formas de represión.

“Víctor Hugo Lobo tiene antecedentes penales. En el pasado estuvo preso por el delito de fraude, pero esa mancha en su currículo se ha vuelto invisible con el tiempo. Sobre todo ahora que es un hombre económicamente poderoso; según se afirma, dueño de constructoras, hoteles, gasolineras, bares y otros antros”, concluye la cita.

Paradójicamente frente a este contexto, en un comunicado, presumía Lobo que en Gustavo A. Madero “hay tranquilidad ciudadana” en torno a un proyecto de gobierno que ha sido eficiente, honesto, y cuenta con experiencia para seguir avanzando;

“Que aplicará una política con integración de gobierno de amplia participación ciudadana, con el propósito de que todas las acciones de gobierno, lleven el respaldo y la aprobación de los maderenses que “esos serán los ejes principales de su gobierno, con el propósito de crear las condiciones de bienestar para las familias de Gustavo A. Madero”. (Pero no da cuenta que ha practicado el nepotismo a través de su pareja Noria Arias, y muchos otros familiares).

Aun conociendo algunos de sus turbios antecedentes, antoja señalar que pese a que “los sapos que caen del cielo”, Lobo tienen un pasado truculento vaticinando la desesperanza para el sector productivo de la GAM, que les va a ir en feria ahora que regresa el capo…, todo por no confiar en sus falsas promesas que a final de cuentas, les espera un gobierno de antología que es el mismísimo el crimen organizado a nivel institucional.

“Pero sigan votando por los burros. El pueblo tiene el gobierno que merece.”, expresan con indignación en el entorno político de la ciudad capital.

Tagged