Hoteleros no jalan parejo

Por Guillermo Robles Ramírez

            Estoy muy convencido que el ramo del turismo es un rubro que en definitiva deja mucho dinero, siendo esta una de las mejores apuestas que puede hacer cualquier entidad para convertirlo en una derrama económica que sin lugar a dudas activa desde el comerciante más pequeño al más grande.

            En el caso de Coahuila si bien es cierto que no es un oasis turístico, también lo es que tanto autoridades estatales como locales han hecho un esfuerzo titánico para crear ese turismo, así como fomentar al comercio y artesanos para poder explotar al máximo ese rubro económico que es tan envidiado como en aquellas zonas en donde existen playas.

            A través de los años por medio de sus diferentes Direcciones y Secretarías estatales y Departamentos municipales relacionados al turismo y sin olvidar el tema de seguridad, Coahuila de Zaragoza se ha estado posicionado en el sector de turismo, sin embargo, existe una discrepancia con otro sector que está involucrado dentro del mismo rubro.

            Los hoteleros coahuilenses siempre se comprometen a mejorar sus servicios y en teoría a cobrar tarifas preferenciales o de promoción para los fines de semana, mientras que el gobierno estatal a publicitar la promoción, durante todo el año.

            La Secretaria de Economía y Turismo en diversas ocasiones en el pasado, así como en la actual administración hacen su compromiso con los hoteleros para crear campañas publicitarias en diferentes medios electrónicos, prensa escrita y por vía internet, dando rienda suelta a su difusión dentro y fuera del estado dando a conocer los Pueblos Mágicos como Parras de la Fuente, Arteaga y Viesca.

            Hubo coahuilenses y foraneos que creyeron en la promoción de tarifas baratas y buenos servicios hoteleros tanto en Saltillo, Torreón, Piedras Negras, Monclova entre otros municipios más chicos, pero principalmente en los anteriores mencionados porque tienen mayor cantidad de hoteles de la entidad y cayeron en esas falsas promociones o con engaños.

            Sin importar el número de estrellas o categoría que tenga el hotel es sorprendente la cantidad de ellos en donde los recepcionistas, lobby hotel, o front desk no tiene conocimiento sobre los convenios que se hacen entre autoridades de gobierno estatal o municipal.

            La falta de ética y profesionalismo de nuestros hoteleros coahuilenses, quienes no saben respetar los convenios que hacen con las autoridades gubernamentales, pero sí en cambio, públicamente se quejan de que el gobierno no hace promoción para atraer más turismo es congruente en muchos sentidos.

            No se vale que este grupo de empresarios solo vean el querer ganar puesto que la inversión más fuerte lo hacen nuestras autoridades estatales, así como municipales tanto en la promoción del Estado de Coahuila de Zaragoza fuera nuestra entidad, es decir, tanto a nivel nacional como internacional y lo mismo sucede con el esfuerzo de aquellas cabeceras municipales que con mucho esfuerzo logran hacerlo.

            Pero todo este esfuerzo mencionado es gratis, es decir, al sector hotelero de Coahuila no le cuesta ni un solo peso y a cambio se benefician de ello y ni siquiera son para poner su granito de arena más que puras quejas porque la avaricia los ciega.

            La promoción turística, debe quedar claro, no se hace sólo en papel, sino con hechos y realidades que en el caso concreto de Coahuila se cumple con lo primero, más no con lo segundo, los hoteleros espantan y ahuyentan con sus mentiras e incumplimientos al poco turismo que llega a la ciudad, dependiendo del municipio que sea. Esto sin contar los servicios mediocres, al igual que el mal trato hacia el turista y así como el despotismo de los empleados de los mismos hoteles (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) www.intersip.org