Columnistas

Hoy cobran vida

Por Guillermo Robles Ramírez

Un país único en el mundo en donde ha sido criticado por algunos; otros han sido tema de estudio e investigación por historiadores e incluso teólogos para poder entender como una sociedad puede celebrar algo tan triste como es la muerte. Así es México.

Sigue siendo un misterio para muchos países y a su vez no comprenden porque los mexicanos celebramos un día tan especial como hoy conocido como el Día de Muertos.

No se trata de algo nuevo, o de alguna época moderna. El culto a la muerte viene desde nuestros antepasados, es decir, ha estado presente desde mucho antes de la conquista, es decir, en México antiguo. Muchas civilizaciones lo han hecho parte de ceremonias ritos y tan solo por mencionar una parte de nuestra cultura antigua el pueblo mexica fue el último de los grupos nahuatlacas que llegaron a la cuenca de México; a finales del siglo XIII, heredaron dos antiguos dioses Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl, es decir, el Señor y la Señora del Mictlan la región de los muertos.

Otras representaciones de la muerte se encuentran en los templos del México antiguo y eran considerados como una parte importante del culto de sacerdotes y el resto de la comunidad.

La muerte no solo se ha llevado por siglos, sino en la actualidad se festeja como el día de hoy y no ha sido visto con critica negativa sino inexplicable para los foráneos pero para otros hasta una inspiración para crear películas llevando nuestras tradiciones hasta el último rincón del planeta como lo fue la película “Coco”, producida por Pixar y distribuida por Walt Disney Pictures, inspirada en la festividad de México conocido como el Día de Muertos, logrando captar los valores de nuestras tradiciones, así como los pueblos pintorescos y algunos usos y costumbres de nuestra gente.

En este año tomó una mayor fuerza la celebración de este día tan especial para todos los mexicanos, teniendo la oportunidad de poder visitar a nuestros familiares y seres queridos en los millones de cementerios de México.

Algunos viajaron kilómetros desde dentro de nuestro territorio, así como otros que radican en los Estados Unidos, para poder asistir al único día en donde se abre ese portal entre vivos y muertos para platicar con ellos, llevar música, comida y todo aquello que nuestros seres queridos les gustaba hacer cuando estaban vivos.

Hay que hacer un gran reconocimiento a nuestras autoridades locales en instalar operativos para el Día de Muertos, tanto con agentes de tránsito y policía para facilitar tanto la entrada a los cementerios y evitar congestiones de tránsito, así como para brindar seguridad a los visitantes.

Por otro lado, también hay que agradecer a los Ayuntamientos que apoyaron días antes en el fomento de esta tradición con concurso de “calaveras”, talleres para fomentar el Día de Muertos, bailes, así como desfiles en las principales calles y avenidas de los municipios del país para festejar a los muertos.

Un día en donde todos salen ganando, tanto los muertos, así como los vivos porque se reactiva el comercio dejando una derrama económica muy importante en todas las 32 entidades federativas; viéndose más favorecido el comercio de panadería con el famoso “pan de muerto”, mariachis, la industria de velas, la venta de bebidas alcohólicas para los muertos, y la venta de flores, siendo la “Garra de León” y el cempasúchil o la “flor de los muertos”.

El Día de Muertos, es una hermosa tradición que ha dejado huella no solo en el país sino en todo mundo, y es cuando más hermosos lucen nuestros cementerios que durante el año pueden lucir abandonados y tristes, pero días como el de hoy es cuando toman vida y color adornando las tumbas de nuestros seres queridos. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018) www.intersip.org

Deja un comentario