Se recibe el año con picardía mexicana

Por Guillermo Robles Ramírez

            El cierre del año anterior en definitiva fue sorpresivo no solo para el país, sino también ante los ojos del mundo, ya que gana el tercer partido de oposición la presidencia de la republica con Andrés Manuel López Obrador.

            Lleno de muchas expectativas positivas, aunque también negativas por otro sector de la población de cómo le va a ir a México, con el nuevo Presidente es como se cerró el año, así como iniciarlo.

            Pero seguramente no fue la única sorpresa, sino en manera generalizada el cierre del año 2018, así como el inicio de uno nuevo cada quien lo realizó de diferente manera. La mayoría tratando de dejar lo menos posible de pendientes pues existe una creencia que aquellas sombras inclusas serán las que te regirán para el resto del año venidero.

            México lleno de muchas tradiciones y creencias desde hace siglos, los mexicanos han tenido muchas maneras de despedirse del año viejo y recibir el nuevo.

            Desde muchos días antes la gente se preparó con una serie de rituales desde los más sencillos y cómicos hasta aquellos más complejos en donde se requirió la visita de un chamán y brujas, pero todos bien intencionados para que la suerte cambiara y la salud prosperara.

Muchos recibieron el año 2018 de diferentes maneras; posiblemente México es el que está más lleno de folklor, rituales esotéricos, religiosos y otros pueden salir del contexto de la normalidad, pero de que se vio de todo y hubo de todo para recibir lo mejor de este año 2019.

Uno de los más populares que se vieron entre los vecinos fue el más recurrente el ritual de las maletas, representando el llamado a los viajes para placer o trabajo, que no faltó ver a los vecinos saliendo de sus casas caminando con ella, uno que otro cayéndose por estar pasadito de copas, pero sin importar la condición, esperan que se cumpla el llamado de la suerte.

            Otro de los que no faltaron fue la barrida de escoba para sacar las malas vibras y energía negativa que pudiera quedarse en los hogares por el famoso mal de ojo, habiendo más de uno que otro simpático que quiso también sacar a la suegra con la escoba por considerarla de mal agüero, obviamente que muchos de ellos graciosos comenzaron el año teniendo que pedir disculpas, pues nada de gracia fue para sus esposas.

            Pero el más clásico e imperdonable que hubo, fue el ritual del calzón color rojo para el amor y el amarillo para el dinero. Pues cada año se está convirtiendo   el de mayor demanda dejando vacíos los pasillos en donde se encuentran, sin importar el tamaño de la tienda departamental.

            Arrasaron con la ropa íntima de mujer de color rojo y amarillo dejando vacías todas las prendas de lencería sin importar si era de su talla o no, pero todas las damas puestos con su ropa íntima de color.

            Será cierto o no, pero se lo dejamos al criterio del buen lector, pero de algo que sí es seguro es que estas tiendas departamentales cerraron el año con muy buenas ganancias, pero no fueron los únicos ya que no faltaron los que corrieron a las “hierberias” a comprar sus siete hierbas para la limpia de sus casas y también darse sus baños para quitarse cualquier mal de ojo e iniciar el 2018 con el pie derecho.

            Tanto fue la demanda que muy apenas se dieron abasto las hierberias de la entidad, siendo uno de los negocios esotéricos más rentables, donde también hicieron su agosto con la venta de veladoras y fragancias de olor para ver si en este año toda mejora.

            Pero otro de los más socorridos en el mundo esotérico fue la compra de gallos y gallinas que no se dieron abasto en la entidad teniendo que ir a conseguirlo en otras entidades federativas siendo éste cada vez más popular pues la necesidad en cada mexicano tal parece que es mayor teniendo que recurrir a las famosas limpias de animales como también su sacrificio.

            No hay duda que México está lleno de tradiciones, costumbres y picardía que lo hacen único y si bien es cierto que Dios le dio de un poquito de todas las bondades de la naturaleza, pero no podemos olvidar que los mexicanos tienen una gran virtud que es la creatividad, empuje para salir adelante, y su gran sentido del humor hacia la muerte y ante cualquier situación negativa no falta que le encuentre el lado de la picardía mexicana.

            Pero lo más importante es que como país tenemos una gran cultura que conservamos llena de riquezas de nuestros antepasados ya que nuestro vecino del norte su única tradición y cultura son el Walt Disney y los centros comerciales, envidiando cada vez más a los mexicanos.  (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria “Antonio Estrada Salazar” 2018)  www.intersip.org