¿Será cierto el castigo a los asaltantes del gobierno pasado?

Por Emilio Trinidad Zaldivar

Enrique Peña Nieto y sus cómplices, secuaces y bandoleros, o compadres socios y cuates, deben estar ya haciendo maletas para salir del país porque muy pronto -según algunas voces que se dicen bien informadas y que les tienen tirria a tan finos y decentes caballeros-, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, los va a involucrar en el desvío de recursos por más de tres mil millones de pesos, que fueron a parar a aquella cuenta de 156 millones de dólares, que Gerardo Sosa Castelán tenía en Suiza, de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

La versión, que por supuesto no está confirmada por parte de estos “muy informados” personajes, los involucrados son, además del expresidente Peña Nieto, Luis Videgaray, Luis Miranda Nava, Gerardo Ruiz Esparza, Rosario Robles, Eduardo Sánchez y hasta Miguel Osorio Chong -que no puede ver ni en pintura al ex jefe Videgaray- entre otros, quienes pensaron no habría problema si a través del presidente del Patronato de la Universidad y verdadero dirigente de esa casa de estudios desde hace décadas, se hacía el depósito a la cuenta de la Universidad, de lo hurtado a las arcas nacionales, considerando que con 500 millones de pesos a cambio, quedaría saciada la ambición de Sosa Castelán y cubierto y protegido el desvío.

Aseguran quienes comentan lo anterior, sin prudencia ni recato alguno, que el lamentable asesinato del hijo del ex rector de la Universidad Autónoma de Hidalgo, fue producto del enojo de los ex funcionarios del peñanietismo, porque consideraron que Gerardo Sosa los había estafado cuando les avisó que la cuenta había sido congelada.

Que historia.

Apuntes finales…

Que en el estado de Puebla, el político más feliz hoy en día es el ex gobernador Mario Marín, porque dice tener ya en la bolsa otra vez la gubernatura del estado, pues considera que ya sea con Alejandro Armenta Mier por Morena, o con Alberto Jiménez Merino por lo que queda del PRI, volverá el clan a saquear las finanzas de la entidad con la misma impunidad que lo hicieron antes de que Rafael Moreno Valle les diera una paliza en las urnas. No entendieron que el repudio a sus abusos fue generalizado y que los poblanos tienen memoria.

Miguel Barbosa será el próximo gobernador, y aunque hoy acepte apoyos de siniestros personajes como Javier López Zavala (lo que no suma resta), sabrá sacudirse de esos lastres en su oportunidad.

Espero que el ex senador no nos decepcione. Por cierto y hablando de la misma bellísima entidad, hay voces que afirman que la ex alcaldesa de la capital, ex senadora y ex embajadora de México en Colombia, Blanca Alcalá Ruiz, podría ir en mancuerna con el doctor José Narro Robles para buscar rescatar de las cenizas al otrora poderoso partido.

Blanca sería una sólida segunda de a bordo, pues quiérase o no, su experiencia y trayectoria política, son más que destacables. Le daría nuevos impulsos al carcomido PRI…

Una pregunta, ¿Claudia Sheimbaum seguirá ignorando la denuncia ciudadana que ya se le hizo en diversas ocasiones y a través de las redes sociales, en el sentido de que desde hace más de seis meses hay una patrulla del gobierno de la Ciudad de México custodiando una residencia en la calle de Santiago, de la colonia San Jerónimo Lídice, a cincuenta metros de la ciclopista, de la alcaldía de La Magdalena Contreras ¿Quiere más datos? ¿Cuánto costará “rentar” una patrulla y a los oficiales que la conducen para que también cuiden mi casa o la de otros simples ciudadanos como yo?

En el Edomex sigue creciendo la delincuencia, ante un gobernador que no sabe hacia dónde hacerse. Pobres mexiquenses que no se libran de los peores políticos que ha dado este saqueado país.

La impericia política de Alfredo del Mazo Maza y su complicidad para proteger al pillo ex gobernador -hoy senador- Eruviel Ávila, lo tienen contra las cuerdas.

emiliotrinidad61@hotmail.com

emiliotrinidad6131@gmail.com

Twitter: @emtrizal61