A TIRO DE PIEDRA: LA FUERZA DE “EL CHINO” ZELAYA

Por Julian Santiesteban

La medida más segura de toda fuerza es la resistencia que vence

Stefan Zweig

 

La renovación de las once presidencias municipales quintanarroenses ha sido un proceso conflictivo y conflictuado, los grupos políticos en el norte y en el sur, no terminan por aceptar a los contendientes definidos por sus dirigencias nacionales, pero en la capital del estado se ha dejado sentir la influencia del poder y ahí, Fernando “El Chino” Zelaya, ha logrado allanar su camino al gobierno y todo parece indicar que, aunque competitivo, el proceso tendrá un final feliz en favor del actual régimen.

El candidato tiene muchos factores en su favor, ex dirigente universitario, ha logrado generar simpatías en un amplio sector juvenil del sur estatal, pero el abanderado esgrime, más que su juventud, el factor de experiencia en la administración pública con casi dos décadas de desempeño en cargos de medio y alto nivel, en todos los cuales ha entregado resultados que demuestran una trayectoria sin cuestionamientos como sí los tienen algunos de los que son, o intentaron ser sus contrincantes.

Por ejemplo, Carlos Mario Villanueva Tenorio, actual diputado local, intentó contender por la presidencia municipal, por la cual ya pasó y dejó un negro historial. El hijo de Mario Villanueva Madrid, intentó construir la idea pública de que Roberto Borge Angulo en su sexenio lo mantuvo a raya y por eso no pudo hacer un gobierno exitoso, pero las asignaciones irregulares de obra pública, su incompetencia para sobrellevar los litigios municipales y el haber “inflado” la nómina municipal en casi mil empleados, son huellas ineludibles de un mal actuar. Finalmente no se inscribió, lo cual resulta más benéfico para él que para el contendiente del PAN-PRD-MC, pues hubiera conocido la dureza del electorado sureño que no olvida su desastroso desempeño.

El Chino Zelaya competirá contra Hernán Pastrana, Julio “Taquito” Velázquez Villegas, ambos dignos competidores y cuya capacidad propia pondrán a consideración de los ciudadanos, y que de no alcanzarles serán seguramente propositivos regidores, pero la contienda parece allanada para el panista, con la fuerza del electorado que en 2016 le dio el triunfo al actual gobernador, Carlos Joaquín González, aun y cuando el candidato de Morena seguramente será respaldado por la imagen de su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

 COMENTARIO MORBOSO

Y allá en Benito Juárez, el PRI y PVEM optaron finalmente por postular a Mario Machuca como aspirante a la presidencia municipal, el escribiente ha sostenido que la fortaleza que le queda al tricolor en la entidad es la CROC, el sindicato de trabajadores que aglutina a la fuerza laboral del turismo estatal; el abanderado fue dirigente de esa organización en el municipio que pretende gobernar y el candidato a presidente municipal en Solidaridad, Martín de la Cruz Gómez, es el dirigente estatal.

La jugada parece clara, ambos se “montarán” en la fuerza sindical, y en Benito Juárez pretenden evitar que los priístas apoyen a su antiguo militante, José Luis “Chanito” Toledo; si les resulta, el PRI seguirá vivo en Quintana Roo, en caso contrario la “franquicia” perderá la capacidad competitiva para 2019, en que se renovará el Congreso local; sólo hay un pequeño detalle, los afiliados a dicha organización están cada vez más inconformes por el “pago voluntario” de cuotas, pues sus propinas se ven severamente mermadas.

Si los croquistas no apoyan electoralmente a sus candidatos, la ganancia pudiera ser doble, deshacerse del PRI y del yugo que los mantiene cautivos; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Deja un comentario