Velan más los intereses de inmigrantes

Por Guillermo Robles Ramírez

            Mucho se ha hablado sobre el problema por la que está pasando nuestro país con respecto a la inmigración ilegal de países del sur de México principalmente hondureños, salvadoreños y peruanos.

            No solamente su servidor sino especialistas de diversos rubros advirtieron el problema que se vendría el solapar todas estas caravanas que de manera ilegal ingresaron a nuestro país, en donde la misma sociedad también tuvieron mucho en culpa con sus movimientos a favor del paso libre por nuestro país para que estas personas irresponsables de llevar consigo a menores de edad exponiéndolos al peligro llegaran a los Estados Unidos de manera ilegal.

            Resulta toda una incongruencia la falta de grupos sociales mexicanos, y comenzando con el mismísimo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, cómo traicionan a sus propios connacionales, es decir, ante la miopía de hacer respetar las leyes que emanen nuestra Carta Magna.

            Una vergüenza que mejor un Presidente exterior hiciera valer ese derecho y obligación que se tiene a nuestra nación por medio de la amenaza del castigo del incremento de los aranceles a productos mexicanos a los Estados Unidos.

            Todo trae una consecuencia y aunque AMLO se vio obligado a negociar convirtiendo a México en la agencia migratoria más de los Estados Unidos. El impacto ya se está viendo con las decisiones de empresas para evitar perdidas en un futuro corto o mediano plazo. Al menos esa fue ya la decisión de la compañía Remy en su rubro automotriz quien después de 19 años generando trabajo en el municipio de Piedras Negras, Coahuila de Zaragoza, prefirió hacer la liquidación a 700 empleados para evitar pérdidas si se volviera a repetir dicha amenaza o que México no cumpla las expectativas de Donald Trump.

            Tanto el Presidente de México, así como algunos empresarios y grupos sociales no gubernamentales prefirieron apoyar a los inmigrantes ilegales en ofrecerles alimento y empleos así como todo tipo de atenciones. Una actividad muy fuete que se vio también por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos

            Pero en dónde están todos ellos cuando se trata de grupos vulnerables de nuestro país que han esperado por décadas que sean atendidos o mínimo un movimiento noble por parte de estos grupos sociales hipócritas que velan primero por los intereses de gente externa a nuestro país.

            ¿En dónde están sus nobles causas para la gente indígena, chiapanecos, oaxaqueños, guerrerenses, y poblanos?, siendo estos mexicanos cuyas entidades se encuentran a nivel nacional los más golpeados en pobreza.

            Para ellos no existen movimientos sociales, ni marchas que los defiendan o tampoco un movimiento fuerte por parte de la CNDH, ni acciones políticas porque no se encuentra dentro de sus agendas.

            En dónde están esos mexicanos que abogan por los inmigrantes ilegales ante la trata de personas, la explotación laboral, la mendicidad forzada, matrimonios forzosos o servil, la adopción ilegal, así como la experimentación biomédica en seres humanos y tráfico de órganos.

            Tampoco es válido usar los mismos argumentos de estos indocumentados que intentan cruzar por nuestro país para llegar a los Estados Unidos en que buscan mejorar su calidad de vida porque en los países a los que pertenecen no hay oportunidades, pero no hay que ir tan lejos porque también en nuestro país existe las mismas circunstancias.

            Un ejemplo de ello lo vivió Coahuila de Zaragoza que casualmente se dio a conocer la explotación laboral de jornaleros encontrados y traídos a la Región Sureste de Coahuila provenientes de Veracruz y Tabasco. El concepto de explotación laboral es rebasado cuando viven una condición infrahumana particularmente en alojamiento, alimentación, salud, derechos laborales como son horarios y salario continuando así la lista convirtiéndose en una esclavitud. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) www.intersip.org