Las entrañas del poder: Un ring llamado Morena

Por Olegario Roldan

“Un político hará cualquier cosa por conservar su puesto. Incluso se convertirá en un patriota”.

William Randolph Hearst

Las hostilidades continúan al interior del partido Morena, la pugna por la gubernatura de Puebla se ha convertido en una verdadera batalla campal, la ambición desmedida evidenciada por los diferentes actores de este drama poblano, deja en el tintero algunas preguntas:

¿Qué quieren esconder? ¿A quién protegen o encubren? ¿Qué negocios tienen entre manos?

Nadie con dos dedos de frente les cree el cuento de la democracia, ni su discurso demagogo en beneficio de los poblanos, han dejado muy en claro que solo les interesa su bienestar personal, eso de tenderse la mano e invitarse a trabajar en unidad, es puro show business.

La rebambaramba en redes sociales entre estos dos grupos no tiene descanso, audios de “escandalo” donde se escucha como maquilan la posibilidad de asesinar al candidato impuesto por la presidenta del partido guinda, o, por lo menos lo piensan.

Esta lucha fue llevada por Armenta Mier hasta el Tribunal Electoral del PJF, presento una impugnación contra la designación del candidato Barbosa Huerta, argumentando falta de claridad en el proceso de selección, evidenciando el cochinero que existe en MORENA. Esta objeción no paso como hubiera querido el senador con licencia, los magistrados solo pidieron al partido en cuestión, se fundamente y motive la metodología de la designación, una chacota de los togados.

La batalla por Puebla es a morir, ambos bandos se han servido de sus fieles para atacarse sin cuartel, acusaciones de corrupción y lavado de dinero van y vienen, intrigas, traiciones y engaños, son el diario vivir en el estado entre morenistas, marinistas y morenovallistas, todos buscando colocar a sus alfiles y despacharse con la cuchara grande.

En Tamaulipas siguen bastos, la sala regional de Monterrey “bajo” a los aspirantes a diputados locales por MORENA, el argumento es exactamente el mismo FALTA DE TRANSPARENCIA en el proceso interno de selección, la lucha mezquina continua al interior de las esferas cupulares del partido.

Aguascalientes no se queda atrás, los conflictos internos de ese instituto político salpicaron a su par satélite, el Partido del Trabajo, quienes al ver como crecía la disputa intestina entre los figurones mandamás, decidieron sabiamente salirse por la tangente y no entrar en el RING llamado MORENA.

Y qué decir de Baja California, crimen y corrupción son el fantasma de los abanderados por el Movimiento de Regeneración Nacional, alianzas y acuerdos en lo oscurito manchan el famoso cambio de la cuarta transformación.

El enfrentamiento entre la dirigente morenista Yeidckol Polevnsky y el senador Ricardo Monreal va más allá de una simple candidatura, borrachos de poder luchan descarnadamente cada posición política, la primera, desde su lugar como presidenta del partido tiene ventaja sobre el legislador zacatecano en designar a los candidatos, usando transparentemente metodologías perecederas.

El segundo, ha mostrado músculo consiguiendo y amarrando el apoyo incondicional de sus correligionarios en la cámara alta, una fuerza que no creo sea muy del agrado de Andrés Manuel, con estos camaradas y socios, pretende tomar las riendas del partido, poner y quitar a su antojo, y sin tanto cuento, buscar la candidatura presidencial en 2024.

La última y nos vamos

El resultado es de pronóstico reservado, al tiempo veremos quien goza del apapacho de López Obrador que por el momento usa la máxima universal “Divide y vencerás” ya veremos a fin de año, si Yeidckol cambia de aires y se muda a alguna embajada, o, Ricardo Monreal pide licencia por motivos personales y de salud, la bola de nieve no puede seguir creciendo, debe ser frenada antes de la desgracia.