Columnistas

La leyenda de “Halloween”

Por Guillermo Robles Ramírez

El día de hoy tenga cuidado cuando toquen en su casa en la noche, pues no se vayan a equivocar abriéndole la puerta a la persona equivocada y lo menciono especialmente para aquellas entidades federativas por donde está pasando la caravana de los migrantes.

No se preocupen, aunque ya todos saben a qué me refiero es fácil distinguir la vestimenta de los migrantes a los disfraces de los pequeñines que seguramente tocaran dentro de unas horas en la tarde y noche a sus casas para la tradicional noche de Halloween o Día de Brujas.

Una tradición que se ha generalizado en la mayor parte del país sin importar nivel socio económico, ni edad por lo divertido que es. Una tradición que muy a pesar de no ser originaria de los Estados Unidos y Canadá al igual que a nuestro país fue adoptada a la nuestra pero su influencia viene principalmente de “gringos”.

El Halloween, es una tradición originaria de algunos países de Europa. La leyenda dice que, en una noche, la del 31 de octubre, la puerta que separa el mundo de los vivos del más allá se abría y los espíritus hacían una procesión en los pueblos en los que vivían.

En esa noche de brujas, los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que no los molestarán los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia, si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a los demás familiares, sino era así, los espíritus los perturbaban por la noche les hacían caer entre terribles pesadillas.

Pero en realidad cuál es su verdadero origen y causa, o lo que se esconde detrás de esta celebración, que muy a pesar de ser una festividad ajena a la de nuestro país, la hemos adoptado entre los usos y costumbres mexicanas viéndolo como algo muy simpático y hasta cierto grado con gracia cuando vemos los concursos de disfraces en las diferentes instituciones de gobierno tanto estatales, federales y privadas con los estudiantes principalmente de primaria.

Existe también un escalofriante video sobre la “verdadera” historia de Halloween o al menos quien la narraba hacía presunción de ello.

Dicho video se trataba un pequeño reportaje de una cadena estadounidense que transmitieron por televisión sobre un ex miembro de una secta satánica y aunque para muchos la celebración de Halloween significa “una noche santa”, ya que tiene lugar el día antes de “todos los santos”, se ha visto involucrada entre muchas supersticiones y símbolos relacionados mucho antes a la llegada del cristianismo en Europa, la creencia en brujas, brujos y magia era generalizada. Un culto a la fertilidad era el objetivo principal de estas prácticas religiosas y místicas.

La entrevistada como exmiembro de esa satánica comenta que alrededor de 1500 A.C., los druidas más temidos estaban en el poder en Europa Occidental, siendo ésta una secta de sacerdotes, tanto hombres como mujeres. Su crueldad y la barbarie en el tipo de magia que practicaban superaban con creces su erudición. Las personas fueron utilizadas como sacrificios y fueron azotados, torturados y abusados sexualmente antes de ser asesinadas por tener sus corazones arrancados mientras aún estaban vivos. Sus órganos sexuales eran cortados y conservados para ser utilizados en misas negras, y a veces eran de piel y la piel se utilizaba en diferentes rituales.

Eso en cuanto a sus origines y en la actualidad en los Estados Unidos, en donde este culto se practica de la misma manera precisamente cuando la Iglesia Católica en el año 700 D.C. ha hecho el 1 de noviembre “Día de Todos los Santos”, y las viejas costumbres paganas y la festividad cristiana se combinaron en el festival de Halloween porque el pueblo se negaron a abandonar las viejas costumbres y dicha mujer ha confesado que en tiempos modernos continúan haciendo sacrificios humanos en donde también la aparición de las doncellas son parte importante dentro de las festividades de Halloween, en donde se tratan de jóvenes vírgenes que son atadas y ofrecidas a Satanás y les cortan las manos, atadas de las muñecas mientras se van desangrando son abusadas sexualmente mientras van agonizando para posterior ser sacrificadas.

Verdaderas o no pero cuando el río suena, es porque agua lleva; pero en la actualidad la noche del 31 de octubre los niños salen a las calles con disfraces y tocan las puertas de sus vecinos o acuden a los comercios para pedir dulces o frutas y cuando se les niegan arrojan confeti y advierten a las personas que les saldrán los brujos o demás monstruos como castigo. Pero quien mejor que usted para saber cuál de todas estas historias le conviene creer y quedarse con la conciencia tranquila, si realmente se está celebrando una festividad de Halloween, Día de Brujas o Satanás. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea “Antonio Estrada Salazar” 2018) www.intersip.org

Deja un comentario